Misioneros Urbanos de Jesucristo

¿Quiénes somos los MUJ?

Los Misioneros Urbanos de Jesucristo (MUJ), somos una asociación de la Iglesia Católica cimentada en la experiencia del Mandamiento del Amor, dejándonos Amar por Dios, para esforzarnos en Amarle a Él por encima de todo y amar la salvación del prójimo tanto como la nuestra.

Nuestro campo

de acción

Esta cooperación en la salvación de las almas la realizamos a través del Instrumento Espiritual y la Herramienta de Apoyo Cognitivo, que conforman el Modelo que inspiró Dios a los MUJ para brindar Acompañamiento Integral.

Nos centramos en Acompañar persona (almas) y Formar Agentes de Acompañamiento Integral para que ayuden al párroco en el acompañamiento personalizado de sus feligreses.

Actuamos en parroquias, especialmente en el sector urbano, allí donde hoy por hoy más que nunca, necesitamos mejorar nuestros procesos de toma de decisión en lo personal, laboral, familiar, social.

Nuestra Misión

Comprender, Consolar y Acompañar a las almas confundidas por el mal; a través del Acompañamiento Integral y la Formación de Agentes de Acompañamiento Integral, que ayuden a otros a razonar y discernir las decisiones cotidianas, tomando como referencia el Mandamiento del Amor: “Amarás al Señor tu Dios (Su Voluntad), con todo tu corazón, con toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y al prójimo (su salvación), como a ti mismo. De estos dos mandamientos penden toda la ley y los profetas “(Mateo 22-36).

Cuando Jesucristo expone cual es la Voluntad del Padre, dice: “…he bajado del cielo no para hacer mi voluntad, sino la Voluntad de mi Padre. Y ésta es la Voluntad de mi Padre: que ninguno de éstos que Él me ha dado, se pierda…” (Juan 6-38). Y ese ha sido el objetivo de toda la historia de la Salvación.

En definitiva, nuestra Misión es implementar diferentes acciones para servir a Jesucristo en el Plan de salvación de sus almas confundidas por el maligno, para que descubren el Amor auténtico en Dios y experimenten el verdadero sentido de su vida.

Nuestra historia

1983

25 de marzo. Inspiración por Dios de los Misioneros Urbanos de Jesucristo en una capilla de la Virgen de Guadalupe, al norte de España. En una visión, a nuestro iniciador le fue revelado cómo en nuestro siglo, se verían modificados los procesos en la toma de decisiones de los individuos, de un modo más cognitivo y racional, se desplazaría hacia un modo más emotivista, generando múltiples consecuencias en todas las áreas de las personas y apartándoles así del propósito de Amor de Dios, es decir la salvación de sus almas. De esta manera, Dios inspiró el instrumento Espiritual y la Herramienta de apoyo cognitivo como medios para acompañar al prójimo, a razonar y discernir la Voluntad de Dios e intentar llevarla a cabo en la práctica diaria y cotidiana.

2002

Se trabajó hasta esta fecha a través de Fundaciones en EEUU y España, con el Instrumento Espiritual y el Apoyo del Proyecto de Vida en Acompañamientos Personales.

2003

Solicitud por parte del entonces Arzobispo de Madrid, Antonio María, Cardenal Rouco Varela a trabajar abiertamente como MUJ en la Iglesia Católica.

2008

Aprobación de los Misioneros Urbanos de Jesucristo por el Obispo de Getafe, Monseñor Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo y por la Conferencia Episcopal Española.

2014

En vista de nuestra imposibilidad física de formar presencialmente orientadores en varios países donde nos solicitan, se dio inicio al proyecto para la Formación a distancia de Agentes de Acompañamiento Integral.

2017

Inspiración y nacimiento (en territorio de la Diócesis de Sonsón-Rionegro) de las Misioneras Urbanas de Jesucristo.

2020

Actualmente, tenemos presencia en varios países como: España, México, Estados Unidos (Texas, Miami, Nueva York), y Colombia. Recientemente hemos iniciado la formación online a través de nuestra plataforma, aprovechando los avances tecnológicos y la innovación continua de esta era moderna, siempre con la ayuda de Nuestro Señor Jesucristo y la intercesión de Nuestra Madre la Virgen María.

Nuestro Carisma

El carisma de los Misioneros Urbanos de Jesucristo está basado en el mandamiento del Amor: “Él le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente. Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. En estos dos mandamientos se sostienen toda la Ley y los Profetas” (cf. Mt 22, 37-40). Somos por ello, testigos del Amor de Dios y vinculamos nuestra vida a la práctica perfecta del Amor, conscientes del compromiso de vida cristiana de la Iglesia en nuestros tiempos, hacemos nuestras las palabras de san Juan Pablo II en la Novo Millennio Ineunte: “Comprendí que la Iglesia tenía un corazón y que este corazón ardía de amor. Entendí que sólo el amor movía a los miembros de la Iglesia […]. Entendí que el amor comprendía todas las vocaciones, que el Amor era todo” (n. 42). 

Por ello, el discernimiento trascendente en nuestros procesos de toma de decisiones se hace esencial para la vivencia del mandamiento del Amor, escuchando con atención que espera Dios de mí cada día y responderle sí, con la fe de María y orar con convicción el “hágase tu Voluntad, en la tierra como en el Cielo”.

La Familia MUJ

Jurídicamente somos una Asociación en camino a ser Instituto Secular, el carisma nos lleva a constituirnos como una gran familia en la Fe, la Esperanza y el Amor, haciendo vida las palabras de nuestro Señor: “Mi madre y mis hermanos son estos: los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen”.

Esta Familia Misionera está organizada por casas/hogares. Nuestras Casas principales están ubicadas, una en la diócesis de Getafe, Madrid – España, siendo esta casa central de los MUJ y casa nacional de España; y otra en kilómetro 6, San Vicente Ferrer, Antioquia en la diócesis de Sonsón Rionegro, desde donde se gestiona el Hogar virtual de los MUJ.

En nuestra familia tenemos distintas formas de pertenecer:


• Consagrados: Son aquellos a los que Dios les concede la vocación de entregarse plenamente a la Misión, asumiendo mediante votos los consejos evangélicos de Pobreza, Castidad y Obediencia.


• Comprometidos: Son los fieles que, desde cualquier estado de vida, se comprometen a vivir la espiritualidad de los MUJ y a asumir la Misión que Dios nos ha encomendado.


• Simpatizantes: Son todos aquellos que de una u otra manera participan o usan nuestros instrumentos sin asumir ningún compromiso directo con la Misión.

Contáctenos

5 + 7 =

Por María, ¡quédate en nosotros Jesús!