Crezcamos, aprendamos y compartamos juntos la experiencia de la Fe, alimentos la esperanza y el amor que nos regala Dios a través de su presencia sublime en nuestras vidas.

¡Únete a nosotros y vive esta magnífica experiencia!

Un regalo de Dios para

nuestras almas:

“El Instrumento espiritual”

A través de nuestro Instrumento Espiritual: “22 Pasajes del Evangelio” y la “Lista de Acción de Gracias”, Dios obra maravillas para la salvación de las almas. Este tesoro que el Señor inspiró a los MUJ ayuda a discernir desde la Verdad las decisiones cotidianas y a vivir el presente en sintonía con Dios. Nuestro Señor Jesucristo prometió un milagro espiritual a quienes vivamos Su Amor a través de estos dos elementos, profundizándolos diariamente en la oración e integrándolos a la vida cotidiana.

Santo Rosario en los MUJ

Nos unimos a Nuestra Madre del cielo, para contemplar pausadamente desde el Amor los misterios de la vida de Jesús en la tierra; pidiéndole que ella nos lleve un día de su mano a contemplar los misterios de su Hijo en el cielo. Al ser Madre de Dios y Madre nuestra es la máxima intercesora de nosotros ante Dios, para que nos conceda el auxilio en el cumplimiento de Su Voluntad.

El Santo Rosario a lo largo de los siglos ha demostrado ser después de la Eucaristía, un medio de eficacia incalculable en nuestra oración al Padre.

Selecciona el Santo Rosario que mejor se adapte a tu región, idioma y horario.

Talleres de Discernimiento y Oración

Los Talleres de Discernimiento y Oración, son encuentros fraternos en los que se ora con los 22 pasajes del Evangelio, se reflexiona con un caso concreto de vida y se finaliza con la lectura de Evangelio dominical.

Este taller contribuye a ejercitar nuestros procesos de razonamiento y discernimiento en la toma de

decisiones pensando, sintiendo y actuando desde el Mandamiento del Amor e intentando cumplir la Voluntad perfecta de Dios.

Selecciona el taller de Discernimiento y Oración que mejor se adapte a tu región, idioma y horario.

Santo Vía Crucis en los MUJ

Con la práctica semanal del Santo Viacrucis, buscamos acercarnos al inimaginable sacrificio que quiso padecer nuestro Salvador Jesucristo, Dios y Hombre, bajo la mirada de dolor desgarrador de su Madre la Santísima Virgen. Es un camino hasta Su sacrificio para ganarnos nuestra posibilidad de salvación, gloria y plenitud eterna como hijos de Dios.

Es un momento idóneo para la clave de nuestra reconciliación con Él: el arrepentimiento y anhelo de recibirle en Gracia. Aprovechemos cada escena, para vivirlo en profundo recogimiento de Amor agradecido a Dios y a nuestra Madre.

Adoración Eucarística

Dios, Creador del universo y Padre nuestro, se encarnó, se hizo hombre y se quedó en la Eucaristía, para darnos la posibilidad de salvar nuestra alma y la de nuestro prójimo y disfrutar de Su presencia por toda la eternidad.

Si anteponemos la salvación del prójimo y la nuestra al bienestar físico o material, estaremos así, cumpliendo Su Voluntad, y por tanto nos dará como prometió “el resto por añadidura”.

Llegar a Amar así, es imposible sin Él en nosotros. Por eso nos dijo: “Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca halla, y al que llama se le abre… Si vosotros, pues, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo piden?” (Lucas 11, 5). Solo pidiendo que su Espíritu esté en nosotros, podremos.

Vamos pues a pedírselo, a agradecerle, a dejarnos Amar, a adorarle en la Eucaristía, escuchando lo que nos dice a través de San Alfonso María de Ligorio: “¡Ah!, y ¿qué haremos, preguntáis algunas veces, en la presencia de Dios Sacramentado? Amarle, alabarle, agradecerle y pedirle. ¿Qué hace un mendigo en la presencia de un rico? ¿Qué hace un enfermo delante del médico? ¿Qué hace un sediento frente a una fuente cristalina?” (San Alfonso Mª de Ligorio. “Visitas al Santísimo. Sacramento”).

Si te preguntas cómo hacer una Adoración Eucarística, Puedes descargar el material aquí.

Retiro Espiritual mensual de hora y media

Dentro de la experiencia espiritual, es esencial la oración o dialogo con Dios. Y es de extraordinario valor la posibilidad de dedicar unas horas o días para apartarnos de la rutina cotidiana y así, dedicarnos solo a hablar con Dios y escucharle en profundidad, dejándole actuar en todos y cada uno de los frentes de nuestra vida.

Es indispensable hacerlo en total silencio, en un entorno adecuado que facilite el sintonizar con Dios. Ayuda mucho, efectuarlo acompañados por hermanos formados en ello, para introducirnos en el dialogo con el Señor de forma directa, que a la vez facilite no solo dicha sintonía sino los medios y temas a trabajar en presencia de Dios, sacando propósitos concretos para el diario vivir.

Retiro Espiritual de mañana o tarde

Dentro de la experiencia espiritual, es esencial la oración o dialogo con Dios. Y es de extraordinario valor la posibilidad de dedicar unas horas o días para apartarnos de la rutina cotidiana y así, dedicarnos solo a hablar con Dios y escucharle en profundidad, dejándole actuar en todos y cada uno de los frentes de nuestra vida.

Es indispensable hacerlo en total silencio, en un entorno adecuado que facilite el sintonizar con Dios. Ayuda mucho, efectuarlo acompañados por hermanos formados en ello, para introducirnos en el dialogo con el Señor de forma directa, que a la vez facilite no solo dicha sintonía sino los medios y temas a trabajar en presencia de Dios, sacando propósitos concretos para el diario vivir.

Retiro Espiritual de fin de semana

Dentro de la experiencia espiritual, es esencial la oración o dialogo con Dios. Y es de extraordinario valor la posibilidad de dedicar unas horas o días para apartarnos de la rutina cotidiana y así, dedicarnos solo a hablar con Dios y escucharle en profundidad, dejándole actuar en todos y cada uno de los frentes de nuestra vida.

Es indispensable hacerlo en total silencio, en un entorno adecuado que facilite el sintonizar con Dios. Ayuda mucho, efectuarlo acompañados por hermanos formados en ello, para introducirnos en el dialogo con el Señor de forma directa, que a la vez facilite no solo dicha sintonía sino los medios y temas a trabajar en presencia de Dios, sacando propósitos concretos para el diario vivir.

Acompañamiento

Espiritual

Aprender a escuchar la voz de Dios en el día a día permite avanzar y encontrar sentido a la existencia. Durante el Acompañamiento Espiritual, hacemos una revisión de la realidad desde la perspectiva del Amor de Dios y desde nuestros valores, emprendiendo un recorrido por todos los aspectos que componen el Proyecto de Vida personal en el presente y direccionándolos hacia la Voluntad de Dios para vivir plenamente en Él.

Formación Espiritual en la palabra

El ser humano tiene un cuerpo animado por un espíritu. Pero no se pueden manejar por separado uno u otro, por eso aquí a la vez que acompañamos con formación espiritual, acompañamos también con formación humanística. Las Facultades Inferiores (instintos y pasiones), las Facultades Subordinadas (emociones y sentimientos) y las Facultades Superiores (Razón y Voluntad) han de estar dirigidas hacia el discernimiento de toda decisión en la Voluntad de Dios y así lograr una vida de verdadera coherencia, felicidad e intimidad con Él.

Este camino de formación espiritual, lo iniciamos desde el Evangelio de San Juan por tener el nivel teológico más alto de los cuatro evangelistas, con una máxima profundidad en lo cristológico, soteriológico y eclesiológico. Su centralidad en las enseñanzas de la “Luz del Mundo”, “La Verdad”, “La Vida” y “La Resurrección” nos facilita la meditación y cocimiento de la divinidad y Majestad del Salvador, de la Voluntad del Padre y del misterio de la Trinidad.

Manual de Oraciones MUJ

En nuestra vivencia del deseo que nos manifestó el Señor de “Servir a Jesucristo en la Salvación de Sus Almas confundidas por el maligno”, hemos recopilado los textos de apoyo y rezos que más vamos a necesitar en el desarrollo de nuestra experiencia espiritual para el bien del prójimo y de nosotros mismos.

337 Pasajes complementarios

Al compás de los 22 pasajes del Evangelio que giran en torno al mandamiento del amor y que constituyen un pilar fundamental en nuestra misión, contamos con otros 337 pasajes del Evangelio complementarios o de apoyo. Están agrupados de forma correspondiente, en función de cada uno de los 22 pasajes. Muy útiles no solo en la oración personal, sino en el acompañamiento con los Talleres y ejercicios espirituales.

Aceptación y Abandono en Dios

Aceptación

Un ejercicio indispensable, en el intento de amar la salvación del prójimo como la de sí mismo es el de aceptarnos tal cual somos en nuestras circunstancias. Porque se trata de amar al prójimo como a sí mismo; es decir, en la misma medida, eligiendo tanto lo que somos como dichas circunstancias. Aquí te acompañamos a vivir una experiencia de oración con base en algunos párrafos del libro “Libertad Interior” de (Jacques Philippe) que te llevaran incluso hasta el agradecimiento a Dios por quien eres y tus circunstancias. La experiencia y frutos no solo es maravillosa a nivel psicológico sino, a nivel espiritual; pudiendo llegar a marcar un antes y un después en el camino hacia la verdadera felicidad en la Voluntad de Dios.

Abandono

Otro ejercicio posterior y complementario es que una vez nos hemos aceptado y dado gracias a Dios por lo que somos y nuestras circunstancias, es maravilloso poder fiarnos de Él plenamente, confiarnos, en definitiva, abandonarnos en su providencia. Para ello aquí te acompañamos a completar la experiencia espiritual con base en varios párrafos del libro “La Paz Interior” de (Jacques Philippe) que nos llevará a disfrutar del amor de Dios y sus frutos en las almas a través nuestro, incluso a pesar de nuestras fragilidades y limitaciones. Pues a Él le basta con nuestra humilde acción de gracias de lo que somos, y súplica de Su Gracia para que así pueda cumplir Su Voluntad a través nuestro, permitiéndole regalarnos la verdadera y plena felicidad en Él.

Formación Humanística

El ser humano tiene un cuerpo animado por un espíritu. Pero no se pueden manejar por separado uno u otro, por eso aquí a la vez que acompañamos con formación espiritual, acompañamos también con formación humanística. Las Facultades Inferiores (instintos y pasiones), las Facultades Subordinadas (emociones y sentimientos) y las Facultades Superiores (Razón y Voluntad) han de estar dirigidas hacia el discernimiento de toda decisión en la Voluntad de Dios y así lograr una vida de verdadera coherencia, felicidad e intimidad con Él.

En nuestra vida como creyentes, practicantes en la actualidad, se nos cruzan en nuestro entorno incluso eclesial muchas creencias algunas bien intencionadas, que pretenden aliviar nuestros miedos, incertidumbres, anhelos de certezas y seguridades.  

Unas son enseñanzas de técnicas, otras son ritos, otras prácticas religiosas, etc. Pero todas encaminadas a satisfacer nuestros intereses, antes que los intereses de Dios.

Aquí te acompañaremos a recorrer incluso desde la apologética, todas y cada una de estas ideas erróneas que nos alejan de la experiencia del Amor de Dios, llevándonos a ser verdaderamente libres en nuestro anhelo de felicidad verdadera amando a Dios por encima de todo.

La Santa Misa

En la Sagrada Eucaristía vivimos a través de la transustanciación, el misterio de que el Pan y el Vino se conviertan en el Cuerpo y la Sangre de Cristo, es el acto de mayor altura que podemos vivir los hijos de Dios y a su vez es la experiencia más personal e íntima del encuentro pleno con Cristo Eucaristía, dicha plenitud de experiencia la dará Dios en función del anhelo que cada corazón tenga de Él y que solo Él conoce.

La Gracia bien recibida nos capacita para amar y servir, más y mejor. Y a su vez para reforzar nuestra fe y esperanza en Él. La Liturgia Eucarística se acompaña con la Liturgia de la Palabra, donde el Señor nos habla directamente, completando así la “Misa” o sea “envío” que nos hace a contribuir con Su plan de salvación de almas, debidamente preparados, con Su Palabra, y con Su Gracia.